Carlos Peñalba era un exitoso director de una firma de software financiero en Nueva York al que la llegada de la crisis financiera le anima a dejarlo todo para perseguir un sueño. No solo abandona un alto puesto directivo sino también una cómoda vida en una de las ciudades más atractivas del mundo.

A punto de cumplir 40, Carlos se embarca, en solitario y de mochilero, en un extenso viaje por Asia, desde Nepal a Japón, con el propósito de explorar un continente que apenas conoce pero que le atrae intensamente. Además, pretende que el largo viaje se convierta en lanzadera de un brusco giro a su vida y carrera profesional con el objetivo de convertirse en escritor y fotógrafo.

Nada más comenzar su periplo asiático, circunstancias adversas hacen peligrar su sueño y está a punto de abandonar su aventura. Gracias a su perseverancia y optimismo, y a pesar de verse obligado a cambiar de ruta y alargar el viaje varios meses, Carlos consigue seguir las corazonadas de su destino. 

El año que fui Nómada es una memoria de viajes que narra una extensa aventura por Asia (12 países), en la que Carlos describe los lugares que explora, las ricas culturas orientales, y sus encuentros personales más interesantes y ricos. Su curiosidad por el mundo le lleva tanto a ascender altas cumbres en el Himalaya como a convivir con una tribu indígena en un remoto archipiélago indonesio. A lo largo de su viaje se interesa por el budismo e incorpora la meditación vipassana a su vida, claves para él en su proceso de cambio vital.

El año que fui Nómada, su primer libro, es por ello una memoria de dos viajes: el viaje físico y filosófico de Carlos al Este, así como su personal búsqueda por conseguir una vida plena.

  • Fascinante Historia

    Cliente Anónimo
    Opinión en Amazon
  • Libro Insipirador

    Irene Remuiñán
    Opinión en Amazon
  • Obra magistral del género

    Zulema
    Opinión en Amazon
  • Altamente Recomendable

    Jose Antonio Correa
    Opinión en Amazon

Cómpralo en:

En los sueños comienza la responsabilidad.” – W. B. Yeats

carlospenalba_20190610_2775-Edit

Carlos Peñalba (San Sebastián, 1969) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad del País Vasco. Durante su juventud, además de estudiar y jugar al fútbol, mostró un gran interés por la literatura, desde Proust a Hemingway, y por la fotografía, comenzando a practicar con una cámara Yashica manual.

Se mudó a Londres en 1996 con el objetivo de perfeccionar su buen inglés. En la capital británica, prosiguió con sus estudios de inglés en Westminster College. además de trabajar de camarero. Una vez su inglés profesional fue el adecuado comenzó a trabajar para una empresa de software financiero como analista de fusiones y adquisiciones, y pronto le nombraron Research Manager.

En 2004, su empresa le ofreció una traslado a Nueva York. Siempre abierto a nuevas experiencias, Carlos no dudó en aceptar la oferta. Una vez asentado, decidió quedarse en la Gran Manzana, donde su carrera profesional continuó progresando y fue nombrado Product Director, y posteriormente Director of Global Operations.

En 2009, en medio de una crisis financiera global, Carlos dejó su trabajo para viajar por Asia y convertirse en escritor y fotógrafo. Su plan inicial de explorar durante un año principalmente India y el sureste Asiático se convirtió finalmente en una aventura de 18 meses.

Al final de su largo viaje por Asia comenzó la ardua tarea de lanzar una nueva carrera profesional como fotógrafo, así como escribir en castellano e inglés su memoria del viaje (El año que fui Nómada). Sus fotografías han sido publicadas, entre otros, por National Geographic Traveler, Condé Nast Traveler, Médicos sin Fronteras, Financial Times, Macmillan Publishers, y Garuda Indonesia. Puedes ver sus fotografías de viajes en: www.carlospenalbaphotography.com

Desde su regreso de Asia ha continuado siendo algo nómada, viviendo en diferentes sitios como Nueva York, San Sebastián y Madrid. En la actualidad vive en La Coruña. Además de la fotografía y la escritura, disfruta leyendo, jugando al ajedrez, viendo Netflix, meditando, practicando yoga, caminado junto al mar, y sobre todo jugando con su hijo. Los viajes largos se han suspendido hasta que el peque sea algo mayor.

CONTACTO

Escríbeme a [email protected] o través de este formulario: